miércoles, 29 de abril de 2009

PISANDO ESTRELLAS

PISANDO ESTRELLAS

Leo la cara de un ayer cautivo
al borde de un final de acantilado,
que afinando la sed de un ser alado
quiso calzar pedal de fugitivo.

Con cepos de un amargo aperitivo
fui masticando ciclos del pasado,
raza de ceño turbio y por legado
la pubertad colgada del olivo.

Alas de garza sin final en sueños
de espacio azul y curva apasionada
que en tatuajes de amor dejó las huellas,

si no alcancé la meta en mis empeños
de ser el hombre aquel de alta mirada,
fui cuna de pasión pisando estrellas.